Poke inaugura nuevo local en Lindora

Poke inaugura nuevo local en Lindora

Desde el pasado 6 de mayo, los amantes de la gastronomía hawaiana tienen una nueva opción para disfrutar y crear sus propios bowls con los mejores y más frescos ingredientes, en un ambiente cálido y acogedor que ofrece un servicio rápido, comida sana y de calidad a un precio justo. Poke, primer restaurante hawaiano en Costa Rica, abrió las puertas de su segundo local, ubicado en Urban Plaza, Lindora.

“Esta nueva apertura representa la culminación de cuatro años de trabajo duro y un sueño
hecho realidad. Esto de la mano de nuestros clientes que nos permitieron traer un
concepto único al país y hacer de nuestra pasión, un trabajo”, expresó Daniel Loría,
copropietario de Poke.

El menú que se trabajará en el nuevo establecimiento ofrece más de 100 combinaciones
posibles con el objetivo de asegurar que el cliente siempre tenga opciones diferentes para
degustar en cada visita.

“Nuestro menú es muy flexible, porque damos la bienvenida a nuestros clientes para que
usen su creatividad, armando sus propios bowls de poke, el cual tradicionalmente se
elabora con pescado fresco. También tenemos opciones para los veganos, sin glúten, sin
soya, bases aparte del arroz como la quinoa y la col rizada, las cuales se pueden combinar
con ingredientes frescos. Además, tenemos nuevos elementos que tenemos la intención
de implementar en todos nuestros restaurantes, antes de fin de año”, explicó William
Ayre, chef y copropietario de Poke.

El diseño contemporáneo del nuevo local también es parte de la experiencia Poke. La firma de
arquitectos RoblesArq y la constructora Totem fueron los encargados de plasmar el
concepto que combina enchapes hexagonales inspirados en las escamas de los pescados
con lámparas colgantes y que busca un ambiente cálido con una mayor integración con el
exterior y más luz natural, con una terraza con vistas panorámicas de la zona.

“Nuestra prioridad siempre van a ser los clientes y su experiencia. Diseñamos nuestro
segundo local basándonos en la retroalimentación que tuvimos con el primer local. Por lo
tanto, pueden esperar el mismo ambiente que nos identifica con bastantes mejoras y
detalles los cuales terminan de marcar esa diferencia gastronómica”, afirmó su
copropietario Daniel Loría.

La inversión total de este segundo establecimiento de Poke asciende a los $150.000 y
forma parte de un plan de expansión que contempla la apertura de un tercer restaurante
a finales de año al este de la capital.

“Nuestro sueño siempre ha sido crear de este concepto una cadena cien porciento
nacional la cual abarque varios puntos del país. El plan es crecer de manera sostenible,
siempre velando por una experiencia única, con una gastronomía de la más alta calidad.
Nos enorgullece mucho y estamos sumamente agradecidos con nuestros clientes por el
apoyo que nos han brindado”, mencionaron los copropietarios Daniel Loría y William Ayre.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.