“Amo mi cuerpo por ser talla plus”

“Amo mi cuerpo por ser talla plus”

Mi nombre es Glorianna Castro Arias y soy una chica talla plus, para muchos es algo común y sin mayor relevancia, pero en realidad es más que eso.

La mayor parte de mi vida he sido una chica talla plus y no ha sido nada sencillo. Los estigmas sociales no respetan ni siquiera la inocencia de una niña, que a su corta edad inicia siendo víctima de bullying por parte de sus compañeros de escuela debido a que es “gordita”.

Es muy interesante ver como la sociedad tiene una visión tan errónea de lo que es una persona talla plus; un claro ejemplo de esto es cuando ven un bebito gordito dicen que es hermoso y demás, y ¿Qué pasa cuando ese niño crece y sigue siendo gordito? Exacto la mentalidad cambia completamente y es justamente ahí donde inician los estigmas sociales.

Aprender a amar mi cuerpo tal cual no ha sido tarea fácil. Pese a que soy creyente y le doy gracias a Dios porque tengo salud y me permite despertar día a día, como todo ser humano llega un punto donde presentamos inconformidad e incluso, intentamos múltiples dietas, tratamientos y demás para lograr ese “cuerpo perfecto” que dicta la sociedad moderna.

La escuela fue una etapa muy dura, ya que los niños tienden a ser muy crueles con sus comentarios y pese a que también son inocentes, esas palabras hieren y nos marcan para siempre. Durante mi tiempo en la escuela no era una niña “gordita” simplemente mi contextura siempre ha sido gruesa, ya que tengo una gran estatura, por lo cual al día de hoy sé que mi densidad ósea es mayor; pero cómo va a entender de eso una niña que solo pensaba en jugar con sus barbies y sus amiguitos.

Conforme paso el tiempo, llego la secundaria, la etapa más fuerte para crear nuestro carácter. Muchos respetaban que fuera talla plus, mientras otros lo desaprobaban, incluso me hacían a un lado porque no tenía ese “cuerpazo”. Pero al fin de cuentas de que sirve tener ese cuerpo escultural del que todos presumen, si lo que más importa esta en el corazón y la cabeza. Desde ese momento me propuse que iba a ser feliz y me iba a aceptar tal cual y que la persona que me fuera a amar, me amaría como soy y empecé a forjar mi futuro, plantear mis metas y seguir mis sueños.

Hoy en día soy estudiante de la carrera de medicina, curso mi tercer año. Me llena de una inmensa satisfacción poder ayudar a los demás, saber que el esfuerzo que realizo vale la pena y que cada lágrima, ojeras y noches en vela, valdrán más la pena de lo que valen el día de hoy. Cada día es un nuevo despertar, una oportunidad más que me regala Dios para luchar por mis sueños y brincar todos esos obstáculos que la vida se encarga de ponernos a diario.11707331_10205679988893666_6417800036180477757_n

Pese a que mi carrera ya por si sola es tiempo completo no me quede ahí y tome la decisión de emprender una microempresa de arreglos frutales, chocolates y queques, la cuál manejo desde la casa vía Facebook. “Dulces Tentaciones” es el nombre de mi negocio que me saca de mis días habituales entre la universidad, rotaciones en el hospital y largos días de estudio.

Estoy orgullosa de ser una chica plus y más allá de eso, de ser quien soy y agradezco a todos aquellos que alguna vez pasaron por mi vida y me hirieron porque gracias a ustedes y a sus palabras mal intencionadas, hoy soy quien soy. Una mujer valiente, amorosa, respetuosa, de valores, una mujer que pese que ha sufrido y le han hecho daño, en su corazón no cabe el rencor.

Aprendí a perdonar a todas esas personas que pasaron por mi vida dejando esa huellas que ni el tiempo puede borrar, pero gracias a esas cosas hoy puedo decir que soy feliz.

Recuerdo las palabras del Dr. Rodríguez un día durante mi práctica clínica en el Hospital Nacional de Niños (HNN); yo rompí en llanto debido a una situación “x”, me sentía mal, sentía que no valía, que era fea y que por eso estaba sola. Él sabiamente me dijo lo siguiente: – “Glory no sé que es lo que te pasa, asumo que es una situación difícil pero algo si te voy a decir, tu felicidad solo depende de vos, de nadie más”. Vaya que palabras tan simples y tan reconfortantes, ese mismo día entendí que los seres humanos somos tan inconformes, creamos tormentas en vasos de agua, cualquier problema lo magnificamos. Y durante mi estancia en el HNN aprendí de esos angelitos, que pese a sus afecciones, malos pronósticos siempre tenían una sonrisa y un beso cariñoso.

En este momento de mi vida, se me presentó la oportunidad de asistir a un casting para ser imagen talla plus de Tiendas Ekono, la mejor oportunidad que la vida me ha puesto para aceptar mi cuerpo tal cual y darme cuenta de que soy hermosa y de que más allá de lo que hay por fuera hay un gran ser humano dentro.

Para mi suerte fui elegida entre las 10 finalistas, lo que me hizo muy feliz. En ese momento inicio este maravilloso viaje. He conocido chicas maravillosas que al igual que yo somos talla plus y se aman tal cual. Cada una es distinta, pero con algo en común.

No me queda más que decir que amo mi cuerpo, le doy gracias a Dios día con día por cada parte de el, porque soy hermosa por dentro y por fuera. Porque lucho día a día por ser una mejor persona, que comete errores pues soy humana, pero de la misma manera busco resolverlos y dar lo mejor de mí. Y a todas esas chicas talla plus que tienen esas inseguridades de verdad les digo ámensen, son hermosas, son la creación más divina de Dios, luchen por sus sueños, no permitan que nadie les empañe esos deseos de salir adelante, ya que una talla de ropa no nos hace mejores ni peores personas, el secreto está en creérselo y saber lo que valés.

2 Comments

  1. Marco 20/05/2016 at 3:18 PM

    Excelente Gloriana sos un ejemplo para todo el mundo.

    • Efrén López 24/05/2016 at 10:42 PM

      Gracias por leer el artìculo. Saludos

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.